En mayo le diagnosticaron cáncer de pleura. Tuvo dos operaciones y se somete a sesiones de quimioterapia. El último fin de semana fue a Punta con su mujer, la modelo Andrea Bursten.

En Mayo, cuando a Federico Rivero (42) conoció el diagnostico sobre su enfermedad, cáncer de pleura, supo que debía pelear hasta el final y busco refugio en su familia. Su mujer desde 1997, la modelo Andrea Bursten (37) y sus dos hijos, Francesca (9) y Stefano (5)  fueron su principal incentivo y principal sostén.

De espíritu solidario, el 31 “Federico” fue con su mujer a la gala benéfica, “Un techo para mi país”. Y para colaborar vendió una gran cantidad de mesas.

Tuvo dos operaciones y se somete a sesiones de quimioterapia.

Siempre con el permiso de sus médicos y siguiendo prolijamente sus indicaciones, el ultimo fin de semana viajo a Punta del Este con su familia y su amigo Marcelo Tinelli, quien lo invito a alojarse  en su casa.