Te acordás de la bella y simpática dalina de Nubeluz, Mónica Santa María ?

Un día como hoy hace 18 años, millones de nubecinos y nubetones llorábamos la partida de nuestra dalina chiquita… 

 

ArteargentinA.Com te cuenta su historia en esta biografía: 

 

Mónica Janette Santa María Smith (* MirafloresLima6 de diciembre de 1972, † La MolinaLima13 de marzo de 1994) fue una modelo y conductora de televisión peruana, sobre todo muy conocida por haber sido una de las conductoras del programa infantil peruano Nubeluz.

 

Inicios.

Sus padres son Danilo Santa María y Judy Smith, ciudadana canadiense. Era la segunda hija del matrimonio y cursó sus estudios escolares junto con sus hermanas Liz y Sandra en el Colegio Nuestra Señora del Carmen, conocido como Carmelitas, ubicado en el distrito limeño de Miraflores.

Debido a su personalidad extrovertida, belleza e inteligencia, desde pequeña siempre se destacó, convirtiendose en punto de vista de los cazatalentos. Mónica era castaña, de finas facciones, tenía una hermosa sonrisa y unos grandes ojos azules. Gracias a esta hermosura era casi natural su incursión en el mundo del modelaje. Apenas a los 9 años inicia su vertiginosa carrera como modelo, grabando su primer comercial para televisión. Pero su consagración en el mundo del modelaje infantil lo logra en 1985 con un famoso comercial paraShampoo Ammen, hasta hoy recordado. A los 14 años da un paso importante en su vida al convertirse en modelo principal de la marca de cosméticos YANBAL, ahora denominada en Perú UNIQUE por cuestiones legales. Es en este trabajo donde conoce a quien se convertiría en su amiga y compañera durante ocho años: Almendra Gomelsky en el programa infantil de gran éxito mundial “Nubeluz“.

Tal vez premonitoriamente, Mónica Santa María tuvo en 1988 una breve aparición en Chiquiticosas, un programa infantil de TV Perú que era conducido por Mirtha Patiño, con una presentación de danza junto a otras chicas.

La dalina chiquita.

Después de terminar el colegio en diciembre de 1989, graduándose con honores, la cadena peruana de TV Panamericana Televisión inicia una audición a comienzos de 1990 para elegir a las conductoras de un maratónico y novedoso programa. Mónica fue la primera en presentarse al casting junto a más de 300 chicas y debido a su desenvolvimiento frente a las cámaras, fue elegida por los productores, luego de su primera audición, para ser la animadora del exitoso programa de televisión infantil Nubeluz.

Junto a Almendra Gomelsky se encargó de la conducción del programa, que llegó a ser visto por 24 millones de televidentes de habla hispana, así como en muchos países de todo el mundo, en total 19 países.

Vida personal.

En junio de 1990, tres meses antes de comenzar a grabar el programa Nubeluz, comienza a estudiar una especialización llamada “Empresarios” en el Centro de Desarrollo Gerencial, una extensión de la Universidad del Pacífico en Lima. Pese a tener notas sobresalientes en las materias, se vio obligada a retirarse en agosto de 1992 debido a las constantes giras que ella tenía que hacer por el programa.

En 1991, inicia una relación muy buena con Diego Bertie, puesto que él trabajaba al lado de ella en el mismo recinto del Amauta, grabando la telenovela Natacha y era un invitado frecuente en Nubeluz por lo que la prensa insinuaba un romance, lo que nunca se confirmó. Luego tuvo una tormentosa relación sentimental con Diego Ferrand, despues con Arturo Bayly, del cual fueron victimas de un chantaje al ser grabados en las fiestas realizadas por el Clan Caligula y posteriormente con Constantino Heredia (“Tino”), joven heredero de la entonces empresa embotelladora de Pepsi en Perú.

A comienzos de 1993 las depresiones de Mónica eran cada vez más intensas e inexplicables por lo que decide renunciar al programa Nubeluz en marzo de 1993 para radicar junto a su novio, Tino, en la ciudad de Washington D.C.Estados Unidos. Debido a su sentimiento de soledad y a los constantes viajes de su novio a Perú, regresa a Lima para continuar con la conducción del programa, viviendo junto a Tino en una exclusiva zona de la capital peruana, La Molina. Mónica consumía sedantes para aliviar de alguna forma sus males. Su soledad solo era contrastada con el trabajo, padecía estrés y al parecer un trastorno bipolar, y nunca recibió ayuda médica.

Muerte.

La noche del sábado 12 de marzo de 1994, Mónica y Constantino asistieron al matrimonio de un amigo, antes de la recepción ambos discutieron por lo que Mónica decidió volver a su departamento en La Molina.

En la madrugada del domingo 13 de marzo, el guardia del edificio del departamento donde vivían Mónica y Tino, escuchó un disparo, pero pensó erróneamente que provenía de la escuela de equitación que se encontraba enfrente.

En la mañana del día siguiente, el lunes 14 de marzo, Mónica Santa María fue encontrada muerta sobre su cama en su departamento. Según los primeros exámenes forenses se determinó que había fallecido 32 horas antes. En un comienzo se creía que su muerte había sido accidental, lo que nunca se demostró fehacientemente. La investigación final concluyó que fue suicidio, una de las pruebas fue el mensaje de voz que Mónica dejo en la contestadora de Tino, la secretaria telefónica graba el siguiente mensaje : Lo único que querías es tu pistola no?,no te preocupes cuando yo termine lo que tenga que hacer, puedes pedirla a César Coello. Y deja de llamar a mis padres y decir que yo la tengo, porque ellos no te van a creer, creen que estás loco.

Según la investigación policial, las declaraciones del guardia del edificio y un reportaje del programa televisivo Contrapunto, Mónica tomó el arma del maletín de su novio, efectuó un primer disparo entre la 1:00 y 1:30am, supuestamente para probar el arma, y el segundo disparo lo efectuó alrededor de las 3:00am en su paladar terminando con su vida abruptamente a los 21 años de edad en la madrugada del domingo 13 de marzo de 1994.

La noticia de su muerte causó gran conmoción en Perú y en otros países de América Hispana. Tras este trágico suceso se inició el declive y posterior cancelación del programa Nubeluz.

Los restos de Mónica yacen en el Cementerio Jardines de la Paz de La Molina en Lima.

Comments are closed.