Con su alguacil Macri en el Gobierno, los tres mosqueteros del Grupo Clarín van por mucho más…

ArteargentinA: El principal multimedios del país finaliza el primer cuatrimestre del año con varias acciones en el frente. Por un lado, compró el total de las acciones de Ralph Booth, el socio principal que hasta ahora controlaba el 9% de la compañía de manera indirecta. Por el otro, ya está firmado el contrato con el Enacom por Nextel, que debe pasar la semana próxima por el directorio del regulador para oficializarse su ingreso como cuarto operador de telefonía móvil de la Argentina.

ArteargentinA: Entre una cosa y otra, el grupo multimedios terminará desembolsando en este primer cuatrimestre del año unos u$s 450 millones, de la siguiente manera: -en enero, la empresa ya había comprado el 74% del capital social de GS Unidos, la sociedad a cargo de Booth que ostentaba el 9% del capital del multimedios de manera indirecta. Lo hizo, al igual que ahora, a través de Blue Media, una sociedad integrada por Ernestina Herrero de Noble, José Aranda, Héctor Magnetto y Lucio Pagliaro. En ese momento, pagó u$s 219 millones.

-este jueves, y tal como informó la empresa en un comunicado a la Bolsa de Comercio, se hizo de lo que restaba de la participación accionaria de GS Unido por la que abonó u$s95,1 millones.

-en el marco de la firma del contrato con el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Clarín a través de Cablevisión pagará u$s38 millones en efectivo sólo por la banda de 2,5 Ghz, que obtuvo por medio de la compra de empresas.

-a ello se sumarán alrededor de otro u$s90 millones por el refarming.

Es decir, que entre un frente y otro, el grupo terminará desembolsando en este período unos u$s450 millones. A esto deben sumarse los u$s500 millones que, una vez oficializada la firma del contrato con Nextel, la compañía invertirá para desplegar la red 4G. Y que, se prevé, se ejecutará de manera inmediata.

La reorganización a nivel societario que encaró en este tiempo la compañía se vincula, justamente, con la necesidad de contar con suficiente nivel de agilidad para participar de un mercado donde el dinamismo es constante, tal como se presenta el de servicios móviles.

Y esto ocurre en paralelo al proceso de escisión que en el segundo semestre del año pasado inició el multimedios, tendiente a convertir a Cablevisión en un holding -Cablevisión Holding, CVH- en una empresa con suficiente independencia del multimedios como para tomar decisiones rápidamente: desde aquellas relacionadas con el ingreso al mercado de capitales hasta las vinculadas con aquellas más específicas del negocio de las telecomunicaciones.

Si bien Clarín y CVH serán sociedades independientes, sus accionistas mayoritarios continuarán siendo los mismos. La diferencia entre uno y otro radica en la participación de David Martínez a través de Fintech como accionista minoritario de Cablevisión. Sin embargo, no se trata de un tema menor: el mexicano ostenta en la Argentina su mayor preponderancia en el mercado de las telecomunicaciones, más allá de que en CVH no toma decisiones de gestión, independientemente de si está de acuerdo o no con ellas.

Asimismo, lo hecho por Clarín en el último año y medio muestra la rapidez con que es capaz de moverse la compañía, más allá de las coyunturas locales.

-en septiembre de 2015 compró Nextel por u$s178 millones, cuando aún gobernaba el kirchnerismo que le había obstaculizado, en diciembre de 2014, su participación en la licitación de telefonía 4G.

-en mayo de 2016 salió a buscar capitales y tomó la decisión de emitir por hasta u$s 1.000 millones.

-en junio de 2016 adquirió cinco empresas: Skyonline, Callbi, Trixto, Netizen e Infotel, por u$s140 millones. Fue la manera de hacerse de espectro en 2,5 Ghz, que si bien en ese momento no se utilizaba para servicios móviles en 4G, en este año el regulador ya autorizó ese cambio en la atribución de la prestación, conocida como refarming.

-en agosto de 2016 inició el proceso de escisión entre Clarín y Cablevisión, justamente por lo mencionado más arriba: para imprimirle agilidad a una sociedad que necesitará tomar decisiones rápidamente para competir en un mercado de telefonía móvil maduro y donde ninguna de las tres compañías, Movistar, Personal y Claro, van a facilitar nada para que gane participación. Esa operación fue aprobada por el mismo directorio de la compañía en septiembre de ese año.

-en septiembre de 2016 colocó deuda u$s 500 millones al 6,5%, la tasa más baja obtenida por una compañía en ese momento.

-en noviembre de 2016 Cablevisión lanzó el servicio Flow, para acceder a contenidos de su servicio de TV paga a través de múltiples pantallas.

Todo esto sin olvidar que, a partir del cambio de gobierno, la administración de Mauricio Macri introdujo una serie de modificaciones al marco regulatorio que facilitaron movimientos en el sector y favorecieron no sólo a Clarín sino también a los prestadores de telefonía móvil.

En los primeros cuatro meses de este año, la compañía obtuvo las autorizaciones correspondientes del regulador para convertirse en el cuarto operador de telefonía móvil, incluida la luz verde de la Comisión de Defensa de la Competencia por la compra de Nextel.

Para el cortísimo plazo sólo resta la oficialización del contrato con el Enacom, hecho que ocurrirá en los próximos días, y luego la salida a cotizar en las bolsas de Londres y Buenos Aires, ya como CVH. Para ese momento, se descuenta un ingreso exitoso por cuanto hay mucho interés en el mercado por capturar acciones de empresas de telecomunicaciones.

Esto ocurrirá en paralelo a la construcción de su infraestructura 4G. Tal como ya viene anticipando iProfesional, se prevé que Cablevisión irrumpa en el mercado con su servicio comercial en septiembre de 2018. Para ese momento, ya se conocerá la nueva marca con que operará la compañía, puesto que el uso de Nextel tiene fecha de vencimiento. Y en la empresa prefieren apostar por una nueva denominación para el debut en servicios móviles.

La aspiración de Cablevisión es capturar un 10% de participación del mercado de telefonía móvil, aunque hasta ahora no precisaron en qué lapso querrían cumplir con ese objetivo. Lo que queda claro es que para alcanzar esa meta necesitan agilidad en la toma de decisiones. Y, para ello, se necesita el músculo entrenado, tal como lo vienen demostrando en este último año y medio.