ArteargentinA: Una investigación que aún no ha tomado oficialmente estado público, realizado por la ONG La Alameda, consiguió identificar una red virtual compuesta por 67 funcionarios y empleados públicos que se encuentran vinculados de forma muy cercana con el actual presidente del club Boca Juniors, Daniel Angelici, uno de los hombres del más cercano círculo macrista.

ArteargentinA: El informe de la organización no gubernamental que dirige el legislador Gustavo Vera consiguió revelar la existencia de esta red invisible integrada por personas que trabajan para algunas de las empresas de Angelici (o lo hicieron hasta el momento de su nombramiento), en muchos de esos casos se trata de familiares directos o políticos, y que hoy ocupan cargos y puestos en numerosas dependencias y organismos del Estado. 

Aunque dicho informe aún no ha sido publicado, Tiempo Argentino pudo confirmar a través del departamento de prensa de la ONG La Alameda no sólo que dicho informe existe, sino que llevó dos meses de investigación, en los que la información y los documentos oficiales en los que esta se basa fueron exhaustivamente cruzados y chequeados. Además se supo que se trata de una investigación que por su magnitud se limitó a confirmar sólo los datos que apuntaban de forma específica a sus socios y empleados, permitiendo sospechar que sus alcances podrían ser aún mayores.

Aunque la investigación, cuyo contenido fue divulgado a través de un artículo firmado por la periodista Emilia Delfino, del diario Perfil, revela que la mayoría de los involucrados (socios y familiares de Angelici) tienen cargos sobre todo en tres dependencias –la Legislatura porteña, el Gobierno de la Ciudad y el Consejo de la Magistratura porteña—, también se encontraron vínculos con funcionarios de Poder Ejecutivo Nacional, la AFIP, la Auditoría General de la Ciudad, el Banco Ciudad, la Inspección General de Justicia (IGJ) porteña, el Instituto Previsional bonaerense, Lotería y Casinos, el Ministerio de Justicia y el Congreso de la Nación. La investigación no incluye a las personas que responden al presidente de Boca dentro de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA), donde su poder e influencia se han vuelto omnipresentes, ni al ámbito del popular club de fútbol que dirige.

Dentro de esta lista de 67 funcionarios y empleados públicos a los que el informe le adjudica una pertenencia al círculo más próximo a Angelici, se cuentan sus socios, contadores y abogados, quienes hoy ocupan cargos y puestos claves dentro de la larga lista de organismos oficiales detallada más arriba y cuyos sueldos son pagados por el estado. 

Entre los casos más flagrantes que son detallados dentro de el informe de La Alameda se encuentra por ejemplo el de su propia hermana, Claudia María Angelici, quien fue nombrada en 2012 dentro de la Jefatura de la División Base de Datos de Fiscalización de la AFIP. En tanto que Alejandro Ernesto Rey, esposo de Claudia María y cuñado de Angelici, fue primero empleado de la Legislatura porteña desde donde pasó a tener un puesto en la Magistratura de la ciudad. Para que nadie de la familia quede afuera, Fernando Rey, hijo de Claudia y Alejandro, de 23 años, es empleado del Poder Judicial. Si los casos anteriores no resultaran lo suficientemente íntimos, la esposa de Angelici, que es además su socia María Inés Belloni, figura dentro de los padrones de empleados municipales durante 2016. En tanto que su cuñada, Claudia Beatriz Belloni, es empleada de la Magistratura porteña y Alejandro Marcelo Angelici, de la Legislatura.

Dentro del grupo de socios, empleados o empresas vinculadas a Angelici el que más se destaca es el caso del restaurant Madero Tango, local gastronómico frecuentemente elegido por algunos de los representantes más destacados del macrismo. Angelici es uno de los 14 empresarios que integran la firma dedicada a explotar dicho restaurant: 8 de sus 13 socios son empleados del Estado en diferentes organismos. La lista completa incluye a Marcela A. Larrosa, quien figura dentro del Gobierno de la Ciudad; Ana María Soto, en la Legislatura; Sergio J. Gargiulo, la Magistratura porteña, y Karina A. Tur, empleada de la Legislatura. Más interesantes resultan el caso de Gonzalo J. Lema, que posee cargos simultáneosen la UBA, la Legislatura y la Magistratura, un esquema que vuelve a aparecer en los casos de Leonora Colombo (Magistratura y Auditoría General porteña y UBA; Celia H. Rossi (Legislatura, Gobierno porteño y Magistratura) y Giselles L. Crespo (UBA y Magistratura).

Entre los allegados de Angelici que tienen con él un vínculo más estrecho se encuentra Martín Ocampo, que primero se desempeñó como su abogado para luego fundar varias empresas junto al presidente xeneixe. Ocampo, quien ha sido denunciado por enriquecimiento ilícito, se desempeña hoy como Ministro de Seguridad porteño, pero antes fue fiscal y legislador. Además es socio de Angelici en la firma Cronópios S.A., cuyo domicilio fiscal se encuentra en la calle Perú 79, 3º 7. Esta dirección cobra una importancia vital dentro de la investigación realizada por La Alameda, ya que ahí no sólo radican varias de las empresas de Angelici, sino que además es el domicilio legal de varios de los empleados del Estado porteño que se enumera dentro del informe. En esa oficina de la calle Perú también se afincan las empresas Binarge S.A., World Games S.A., Bingo Horses S.A., todas ellas explotadas por Angelici, y American Games, que tiene a dos de sus directores como empleados del Banco Ciudad y el Instituto de Previsión Social bonaerense. 

La lista incluida en el informe de Alameda también incluye al contador Angel Guidoccio, quien además de desempeñarse como apoderado de varias de las empresas de Angelici, también ocupa el cargo de secretario de Presupuesto de Boca y es revisor de cuentas de la Cámara Argentina de Salas de Casinos, Bingos y Anexos, que por supuesto también integra Angelici. Su nombre había aparecido en diciembre pasado implicado dentro de una denuncia por evasión impositiva por 1.500 millones de pesos, realizado a partir del método de falsificación de facturas. En ese entonces el contador ya era el encargado de manejar las finanzas del club de fútbol que preside Angelici. Pero Guidoccio también funciona como eslabón que permite hacer más extensa esta red, ya que el esposo de su socia en el estudio contable también trabaja en la AFIP. Fueron allanados en una causa por facturas truchas en diciembre. El estudio de Guidoccio está en Rivadavia 1157, dirección que oportunamente también estaba vinculada a las empresas American Games, World Games, Betec y Bingo Horse, mencionadas anteriormente.