La crisis política en Brasil impacta de lleno en la Argentina: “se desplomó el Merval y el dólar llegó a los 16,40”

ArteargentinA: Mientras los rumores en torno al futuro de Michel Temer se multiplican, en la Argentina el billete estadounidense trepó 40 centavos y alcanzó los $16,27 promedio en el Banco Central, mientras que el Merval retrocedió 3%. Preocupación en el Gobierno nacional por los alcances del escándalo en Brasilia.

ArteargentinA: La crisis en Brasil que envuelve al presidente Michel Temer, hecho que podría terminar con la caída de su gobierno por la acusación de  encubrir sobornos, impactó de lleno el jueves  también en la Argentina en los precios del dólar y de las títulos de la city porteña.

Así, en los resultados finales, la cotización oficial del billete estadounidense subió 40 centavos hasta los $15,80 para la compra y $16,20 para la venta en el Banco Nación, mientras que el Merval se desplomó cerca de un 3%. 

Este combo financiero está atado al derrumbe que hubo también en los mercados brasileros a raíz del escándalo de corrupción de su jefe de Estado.

“EL DOLAR”

En cuanto a lo que sucedió puntualmente con el tipo de cambio, se disparó su precio en la city porteña y sufrió una escalada tras las fuertes tensiones financieras en la región por la crisis política e institucional que estalló en Brasil en las últimas horas.

El mayorista trepó 42 centavos a $16,03, un nivel máximo que no llegaba a alcanzar desde el 4 de enero pasado, cuando cotizó en esa fecha a $16,095.Por su parte, después de haber cerrado el miércoles en $15,48 comprador y $15,90 vendedor, este jueves el promedio minorista que informa el Banco Central indicó una suba de 37 centavos ya que se ubicó a $16,27, un nivel que no alcanzaba desde el 4 de enero pasado, cuando tocó los $16,37. 

El mercado mostró una marcada disparidad de precios: el billete verde llegó a ofrecerse al público en las ventanillas a un máximo de $16,40 en ICBC y a un mínimo de $16,17 en el Credicoop. 

En la plaza informal, el blue escaló 14 centavos hasta los $16,20, contagiado por la escalada oficial y la brecha con el promedio del BCRA es de 7 centavos, o 0,4%.

Este jueves, por la trepada del dólar a raíz de las noticias provenientes de Brasil, el Banco Central decidió no intervenir en la plaza cambiaria, después de haber comprado en las once ruedas anteriores un total de u$s1.100 millones, a razón de u$s100 millones diarios.

El volumen total  negociado en el mercado durante la jornada descendió 5% respecto a la previa y se ubicó en los u$s534 millones. 

Desde la Bolsa de Comercio, el contado con liquidación ascendió 38 centavos y se negoció en la compra y venta de títulos a un precio implícito de $16,02. 

En el mercado de futuros del Rofex, donde se operaron 474 millones, más del 50% se destinó a fin de mes a $16,12.

El período más largo operado fue diciembre a $17,97, en el que se registró una suba de 50 centavos. Los demás plazos avanzaron un promedio de 45 centavos cada uno.

“EL MERVAL”

La crisis política que afecta a Brasil a partir de las grabaciones que comprometen al presidente Temer tuvo también su reflejo en la Bolsa porteña, en particular en las acciones que cotizan en ambos mercados, como es el caso de Petrobras, o en aquellas que operan comercialmente en los dos países.

El Merval retrocedió 2,95% para ubicarse en las 21.033 unidades, por lo que borró de un plumazo todas las ganancias del mes.

Las acciones más afectadas fueron las de Petrobras, que perdió un 13,2%, seguida por Comercial del Plata (-4,2), Aluar (-3,8%) y Juan Minetti y Petrolera Pampa, con un descenso en ambos casos de 3,5%.

Algo similar ocurrió con los papeles argentinos que operan en Wall Street, ya que Macro cayó el 4,7% y Francés bajó un 4,4%. 

Por el lado de los títulos públicos, entre los más negociados se destacó la suba del 1,7% del Bonar 2024.

“El impacto de Brasil fue muy grande y empieza despertar alarmas a los tenedores de bonos del exterior que hacían carry trade y deshicieron posiciones, también a golpeó a los inversores en títulos en dólares y pesos”, dice a iProfesional el analista Nicolas Chiesa, senior trader en Balanz Capital.

Ante esta situación, agrega que “los bonos muy cortos tendrían más atractivo, en especial los nominados en pesos a tasa fija”.

De acá en adelante, los analistas afirman que seguirá la cautela en el mercado local y no descartan nuevas bajas en las cotizaciones. 

“A los ruidos desde el norte se están sumando ahora también los nuevos escándalos de corrupción en Brasil que están elevando la  aversión al riesgo, por lo cual los operadores están adoptando una actitud más cautelosa y de ahí la debilidad de los precios”, dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

El gobierno de Brasil suspendió esta mañana temprano el funcionamiento del Bovespa, por haber llegado al límite de pérdida (pasó el 10% establecido). Mas tarde se rehabilitó, pero siguió en negativo en lo que restó del día, y cerró con una baja del 8,8%.

Además, el Real se devaluó y cayó 8,2% para cotizar a 3,39 por unidad de dólar, informaron operadores.

“EL ESCÁNDALO” 

Brasilia y Río de Janeiro amanecieron en medio de una serie de allanamientos y detenciones por parte la Policía Federal que afectan a los más importantes personajes de la vida política.

El diputado Rodrigo Rocha, que fue asesor especial de Temer hasta marzo último, fue detenido. Y las oficinas de Aécio Neves, presidente del Partido Socialdemócrata de Brasil, fueron allanadas en el Congreso por los agentes de la Federal. 

Neves es uno de los mencionados en la grabación realizada por el dueño del gigante frigorífico JBS Joesley Batista.

Este empresario cuenta, en su delación, que el jefe del PSDB le pidió explícitamente una coima de u$s20 millones.

Batista también involucró directamente a Michel Temer, a través de la grabación que realizó en una reunión que tuvo con el jefe de Estado el 10 de marzo último, en el Palacio de Jaburú que es la residencia oficial. 

Según la reproducción de la conversación, mantenida entre ambos a solas, el presidente habría respaldado explícitamente el pago de “sobornos” al ex diputado Eduardo Cunha, también ex jefe de la Cámara Baja, para que mantenga “el pico cerrado”. 

Cunha fue el hombre que lanzó el proceso de impeachment contra la ex presidenta Dilma Rousseff y fue uno de las cabezas del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), que está en el gobierno.