ArteargentinA: Este año se sumó el incremento que autorizó Nación. Algunas entidades ya lo trasladan a los usuarios en la boleta.

ArteargentinA: El costo de la energía que la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA) les cobra a las cooperativas de Chubut aumentó en los últimos catorce meses 714,5%.

Los datos son oficiales y la primera entidad chubutense en informarlo a sus asociados-clientes fue la Cooperativa de Rawson, que ya trasladó esos incrementos a las facturas que comenzaron a llegar a los domicilios y comercios: “La Cooperativa de Rawson informa que el incremento que observa el asociado en la boleta se debe a una medida nacional proveniente de la Secretaría de Energía”, aclaró la entidad en el comunicado.

Y agregó: “No fue una decisión de la entidad local sino una resolución de Nación que estipuló un aumento en la facturación de CAMMESA. El incremento que abona el usuario a partir de este mes tiene como único objetivo pagar dicha facturación”, explicó la Cooperativa capitalina.

Aunque no hubo otros comunicados oficiales, la situación se repite en el resto de las cooperativas que brindan el servicio eléctrico en Chubut. Ayer, por ejemplo, comenzaron a llegar a los domicilios las facturas de la Cooperativa de Trelew con aumentos relacionados al tarifazo de CAMMESA.El salto.

El reflejo del aumento para la compra de energía en el inicio del año pasado y en el de este año.

“Incremento”

Según los datos a los que pudo acceder Jornada, entre enero y diciembre de 2015 –cuando todavía gobernaba Cristina Fernández de Kirchner-, la Cooperativa de Rawson pagó a CAMMESA a lo largo de los doce meses entre $ 91 y $ 96 el MWh (megavatio hora, una unidad de medida de energía eléctrica que equivale a un millón de vatios hora).

El costo no se modificó hasta enero de 2016, cuando ya gobernaba Mauricio Macri, pero tras los anuncios del inefable ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, el costo de la energía se disparó a partir de febrero del año pasado hasta los $ 440,65 el MWh.

Tras el impacto inicial del primer tarifazo de Aranguren, las quejas de los usuarios, los reclamos del Gobierno provincial y del resto de las provincias de la Patagonia, el Gobierno nacional tuvo que poner el freno de mano con su plan de “sucesión de tarifazos” y mantuvo el precio del MWh durante todo el año pasado entre los $ 370 y $ 416.

En enero de este año, las cooperativas de Chubut pagaron $ 383,89 el MWh. Pero en febrero llegó un nuevo tarifazo: el costo pasó a $ 664,46, lo que significó un 73% de aumento con respecto al mes anterior. Y en marzo, ese costo se incrementó otro 18%, para llegar a la cifra actual de $ 782,26 el MWh.

El aumento quedó reflejado de manera muy clara en dos facturas que la empresa CAMMESA le envió a la Cooperativa de Rawson por la venta de energía.

En febrero, la entidad recibió una factura de $ 3.671.676,32 con vencimiento el 13 de marzo. Y en abril, otra por la misma cantidad de energía pero por $ 7.081.502,98, con vencimiento el 9 de mayo. Es decir, un 92% de aumento para un servicio público vital en el sur.

“La Federación culpa a Nación”

La Federación Chubutense de Cooperativas (FECHCOOP) emitió ayer un comunicado en el que explicó que por la aplicación de la Resolución 20 – E/2017 de la Secretaría de Energía de la Nación los precios de la energía que compran las cooperativas en el Mercado Eléctrico Mayorista han aumentado considerablemente, “llegando hasta el 110% desde enero al presente”.

Según la FECHCOOP, “estos aumentos de precios de la Energía Mayorista son decisión política del Gobierno Nacional tendiente a la normalización del precio mayorista de la energía eléctrica”.

“Como las cooperativas de Chubut son distribuidoras de un producto que reciben del mercado mayorista federal, los precios de la energía deben ser transferidos a la demanda conforme a lo que establece la normativa nacional. Tal cual ocurre en todo el país, las facturas contendrán aumentos que serán de distinto alcance según el tipo de usuarios.”

“Los aumentos que se están registrando en estos meses se corresponden con la actualización de los costos determinada en el nivel nacional”, agrega la FECHCOOP. “El precio de la energía es una externalidad para las cooperativas y conforme varía en el Mercado Mayorista las cooperativas deben trasladarlo a sus asociados”.

“Las cooperativas resultan doblemente perjudicadas por aumentos tan importantes de un mes a otro, ya que además del impacto para nuestros asociados, se produce un desfinanciamiento natural entre la cobranza y la obligación de pago, cuestión que fue planteada formalmente a la Secretaría de Energía de la Nación”.#