Histórico triunfo del kirchnerismo en Santa Fe

ArteargentinA: Luego que se demorara por horas el escrutinio esta madrugada se confirmó el resultado donde el kirchnerista Agustín Rossi le ganaba al macrismo y a los “socilialista”.

ArteargentinA: Fue necesario esperar hasta las cinco de la madrugada para confirmar que el peronismo ganó las elecciones en Santa Fe, luego que ese triunfo se enarbolara como uno de los importantes en los festejos de Cambiemos que protagonizó Macri.

Los cómputos oficiales escrutadas el 91,04% de las mesas confirmaron que el Frente Justicialista por el que compitieron Agustín Rossi y Alejandra Rodenas, se imponía a Cambiemos por una luz con el 27,60% de los votos, contra el 27,52% de la lista que encabezó el radical Albor Cantard.

El desenlace se produjo luego que el kirchnerista Agustín Rossi denunciara que el Correo había trabado el escrutinio provisorio cuando apenas había llegado al 7o por ciento y más sugestivo aún, faltaba cargar el 51 por ciento de las mesas de Rosario, ciudad en la que es fuete el ex jefe de bloque del FpV, que se impuso en la primaria del PJ.

La situación fue todavía más sugestiva porque al mismo tiempo en la categoría a concejales, que se eligen con la boleta única y que demanda un recuento más lento, ya se habían contabilizado más del 90 por ciento de los telegramas. 

Fue tan evidente la irregularidad que la propia Cristina Kirchner mencionó el caso durante el discurso que dio al rededor de las cuatro de la madrugada luego de aguardar durante más de dos horas que el resultado se moviera apenas unas décimas.

El escrutinio definitivo también confirmó la debacle de los gobernantes socialistas que sacaron apenas un 12,2% y también ratificó que fue un grave error de la conducción nacional de Cambiemos no darle la primaria al concejal rosarino Jorge Boasso, que indignado se presentó por afuera y sacó 6% de los votos, que terminaron siendo vitales para Cambiemos.

Ahora, en el macrismo se ilusionan con capturar en las generales de octubre parte de los votos peronistas que acompañaron a la ex jueza Rodenas, que supuestamente no estarían dispuestos a votar por Rossi.