Tras el despido de Roberto Navarro, «el macrismo toma el control de C5N y Radio 10» y peligra la continuidad de Víctor Hugo Morales

ArteargentinA: El piloto macrista de rally y su familia cerraron el acuerdo con Cristóbal López para armar un fideicomiso que administrará los medios del Grupo Indalo: C5N, Radio 10, Ámbito Financiero y las Fm Vale, Pop y Mega.

ArteargentinA: Ayer jueves se termino de cerrar el acuerdo entre Grupo Indalo y el Grupo Terranova, que se hará con una parte del paquete de medios que estaba en manos de Cristóbal López.

No será una venta formal, ya que el grupo está inhibido para hacerlo hasta que regularice su situación con el fisco (enfrenta un reclamo de la AFIP por más de 8.000 millones de pesos). Por tal motivo se constituirá un fideicomiso que estará a cargo del manejo y saneamiento del las distintas empresas.

Mientras algunas fuentes afirmaban que López se desprendía solo de C5N y Radio 10, otras confirman que el total de los medios que posee el empresario K será parte del Fondo. Esto incluye las FM Vale, Pop y Mega, y el diario Ámbito Financiero.

Orly Terranova, que tiene buena relación con el macrismo a través de “Nicky” Caputo, el mejor amigo del presidente, estuvo el jueves en las oficinas de C5N definiendo detalles de la entrada de la familia al grupo.

La familia Terranova es propietaria de Publicidad Sarmiento -uno de las más importantes en vía pública en el país- y del sitio MDZ en Mendoza.

La intención de Orly y su tío Osvaldo Terranova era desembarcar ya con un equipo propio que analizara las distintas áreas periodísticas e hiciera una selección del personal que continuará en las emisoras. Pero los directivos de Indalo los habrían convencido de no apresurarse.

El nombre de Luis Novaresio, cercano a los Terranova, sonaba a la par tanto para ser figura en la nueva grilla de programación de C5N y Radio 10 (se había filtrado la información la semana pasada con el despido de Roberto Navarro), como para dirigir los contenidos del canal de noticias.

Pero el periodista de América y La Red todavía no abandonará el Grupo Vila-Manzano. Los trascendidos indican que se sumaría en algunos meses, cuando se haya concretado la “limpieza” que plantean los Terranova, que seguramente hará ruido.

La notificación formal de la incorporación del Grupo Terranova se oficializará antes del martes próximo. Alberto Abad, titular de la AFIP, y Andres Ibarra de Comunicaciones, supervisaron desde al Gobierno los términos del acuerdo y las condiciones para que Indalo regularice su situación.

Después del despido de Roberto Navarro, «el NUEVO multimedios macrista» analiza el contrato de una de sus principales figuras, el prestigioso Víctor Hugo Morales.

El despido del periodista anti macrista Roberto Navarro fue un síntoma de lo que sera la linea editorial de C5N y Radio 10 en esta nueva etapa. Después de eso, comenzaron a analizar si despiden a Víctor Hugo Morales, otro «anti macri y anti clarín», como llaman al relator deportivo.

En la cadena de noticias no cayó nada bien la solidaridad del periodista uruguayo con Navarro y su permanente mención a su despido. La última fue durante el fin de semana pasado, cuando participó en la Feria del Libro de General Roca, donde Víctor Hugo pidió «un aplauso» para Navarro y destacó su labor periodística.

«Parece que Víctor Hugo quiere terminar como Navarro. Si sigue así, lo vamos a echar dijo una fuente del grupo de Cristóbal López.

Pero la decisión de fondo de Cristóbal López es mostrar distancia de Cristina Fernández de Kirchner. Otro hito en ese distanciamiento es el enfrentamiento que desde hace varios meses tiene con el kirchnerismo el socio de Cristóbal, Fabián de Sousa, encargado de manejar todos los medios del grupo.

Ese enfrentamiento se hizo explícito hace cuatro meses, cuando De Sousa echó del Grupo Indalo a Desiré Cano, esposa del vocero de Cristina, Hernán Reibel Maier, dirigente de La Cámpora e íntimo amigo de Máximo Kirchner.

Como subsecretario de Comunicación Pública en el gobierno de Cristina, Reibel Maier manejaba la caja de publicidad oficial con que el kirchnerismo premiaba a los medios alineados con «el relato» y castigaba a los que tenían una visión crítica. En ese esquema, Desiré Cano era la vocera del bloque de diputados K, hasta que a mediados de 2015 la designaron «comisario político» de los medios de Cristóbal, como gerenta general de Producciones Periodísticas de Grupo Indalo.

Luego de la derrota del kirchnerismo, Cano fue transferida al canal de noticias CN23, donde participó en el despido de más de 100 empleados, a principios de 2016. El día que se prohibió el ingreso de los empleados a CN23, ella estaba en la puerta del canal y tenía bajo un brazo una carpeta con las planillas de los despedidos. Su otro brazo exhibía el tatuaje «no fue magia».

Pero De Sousa echó a Desiré Cano en mayo de este año, cuando Cristóbal resolvió tomar distancia de Cristina Kirchner. Cuando la echó, Desiré estaba embarazada de cuatro meses. Para demostrar el nivel de ruptura con la esposa del vocero de Cristina, De Sousa ordenó cortarle la obra social 15 días después del despido.

Luego vinieron el armado de una programación «edulcorada» en C5N hasta las seis de la tarde, el despido de Navarro y el análisis del contrato de Víctor Hugo.

El acuerdo con los Terranova es parte de esa estrategia, que Cristóbal López promete implementar, como una forma de descomprimir la relación con el gobierno nacional.