Murió Fernando, el niño correntino “al que le negaron un trasplante de corazón por ser pobre”

ArteargentinA: El Hospital Garrahan lo envió a su provincia por no tener su familia las condiciones socio económicas para llevar adelante su recuperación tras el rechazo del INCUCAI. Tenia 13 años y las autoridades de la escuela donde estudiaba confirmaron su fallecimiento.

ArteargentinA: Las autoridades de las escuela a la que concurría Fernando Almeida en Gobernador Virasoro, provincia de Corrientes, confirmaron hoy que murió el niño de 13 años. Los padres estaban realizando los trámites en el Hospital, para llevar el cuerpo a su ciudad natal, pero debido al feriado no habían autoridades de salud que se hicieran cargo.

Fernando murió anoche en el Hospital Pediátrico Juan Pablo II, tras esperar infructuosamente volver a ser incluido en la lista de espera para un trasplante de corazón.

En el Hospital de Pediatría “Prof. Dr. Juan Pedro Garrahan” de la ciudad de Buenos Aires lo habían enviado a la provincia de Corrientes nuevamente por no tener su familia las condiciones socio económicas para la recuperación pos-operatoria.

“Teniendo en cuenta el diagnóstico, la condición social y familiar, se concluye que el paciente no reúne criterios para ingresar en la lista de trasplante cardíaco del Incucai”, sostuvieron alegando que la familia era indigente.

Las autoridades de Corrientes, que responden al Radicalismo nada hicieron para solucionar el problema de la familia de Fernando y salvarle la vida.

En esa provincia  la pobreza subió en el primer semestre de 2017 al 40 por ciento de la población de casi 1.250.000 habitantes, siendo la tercera provincia del país con mayor porcentaje de indigencia, según el último informe del Indec.

Corrientes, gobernada por Cambiemos, donde recientemente  el radical Gustavo Valdés resultó electo gobernador con el 54,08% de los votos, tiene, la tasa más alta de mortalidad infantil que llega al 13,3 por cada mil nacidos vivos, de acuerdo al ministerio de Salud de la Nación.