Otra radio que puede desaparecer: La Justicia declaró la quiebra de la histórica Rivadavia

ArteargentinA: La histórica emisora donde brillaron Muñoz, Larrea, Fontana, Carrizo y otros grandes viví una eterna crisis que no tendrá final feliz. La quiebra llega a raíz de una deuda que la emisora tiene con la Sociedad Argentina de Autores y Compositores. El síndico podría vender bienes de la empresa.

ArteargentinA: El juez nacional en lo comercial Horacio Francisco Robledo declaró la quiebra de Radio Emisora Cultural S.A., empresa titular de la licencia AM 630 LS5 Radio Rivadavia, a raíz de una deuda con la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (Sadaic), consignaron este viernes fuentes vinculadas a la causa.

El magistrado adoptó esa decisión a pedido de Sadaic al considerar que “carece de seriedad” una propuesta de la empresa, rechazada por la acreedora, de suspender el proceso por cinco días para cancelar lo adeudado “en un solo pago comprensivo del capital e intereses” pero sin especificar el monto de la deuda.

Además, dispuso la “inhibición general de bienes” de la firma y solicitó al Banco Central que “comunique la inhabilitación de la fallida para operar en el sistema financiero sometido a su contralor, y proceder a la indisponibilidad de los fondos que pudieran hallarse en alguna de las instituciones que componen el mismo”.

La propuesta de la deudora “no puede ser impuesta al acreedor”, tanto más “ponderando que el deudor tampoco ha ofertado un monto concreto”, por lo que “carece de seriedad” y “no sería coherente” que Sadaic la acepte, sostuvo el magistrado.

En el mismo sentido, el juez destacó que “el vencimiento de la obligación ya operó hace mucho tiempo, aún con anterioridad de la promoción del presente pedido de quiebra” iniciado en diciembre de 2015.

Robledo recordó que el último y mejor ofrecimiento de la empresa titular de la licencia de Radio Rivadavia fue realizado hace casi dos meses, cuando propuso pagar $270.000 frente a una deuda de $1.682.443,27 que semanas antes había calculado el acreedor.

Según interpretó, esta situación refleja el estado de cesación de pagos de la emisora fundada en 1928 y que desde 1934 opera con la actual denominación.

El juez ya designó al síndico liquidador y emplazó a los acreedores de la emisora a que se presenten hasta el 18 de diciembre próximo para verificar sus créditos.

Luego de aceptar el cargo y antes del 20 de abril de 2018, el estudio contable que fue nombrado liquidador deberá expedirse sobre si la conducta de las autoridades de la radio encuadra en algún delito.

“Requiérase a la sindicatura a fin de que dentro del plazo de 20 días corridos a partir de la presente informe acerca de la posibilidad excepcional de continuar con la explotación de la empresa del fallido o de alguno de sus establecimientos y la conveniencia de enajenarlos”, agregó el decreto de quiebra.

Si la decisión judicial queda firme, la sindicatura estará habilitada para realizar la venta de los bienes de la empresa.

Radio Emisora Cultural S.A. fue intimada para que en el plazo de 24 horas “ponga a disposición de la sindicatura todos los libros de comercio, contabilidad y papeles de su negocio o actividad, como así también todos los bienes informando del lugar en que se encuentren”.

Para la inhibición general de bienes, el magistrado ordenó el libramiento de oficios a los registros de propiedad inmueble de Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires, de automotores, buques, aeronaves, propiedad industrial, propiedad intelectual, de créditos prendarios, Enacom y al Poder Judicial de la Nación.