FUNDADOR DE WIKILEAKS: Ecuador le otorgó la nacionalidad a Julian Assange

ArteargentinA: El hombre que divulgó miles de documentos secretos de las guerras de Afganistán e Irak cree que EE.UU. lo quiere encarcelar.

ArteargentinA: Ecuador concedió este jueves la ciudadanía a Julian Assange, el fundador de Wikileaks, que permanece asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde hace más de cinco años, anunció la canciller María Fernanda Espinosa en Quito.

Assange se exilió en 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres para escapar a una orden de detención que la justicia británica se aprestaba a concretar a pedido de Suecia, donde se lo acusa de varios cargos de abuso sexual, entre ellos una supuesta violación, la acusación más grave. En estos años, la Fiscalía sueca ha archivado todas las causas contra Assange, que niega todos los cargos, algunas por prescripción, otras por falta de pruebas. 

Sin embargo, Reino Unido ha aclarado que en cuanto el fundador de Wikileaks ponga un pie en suelo británico será detenido porque las autoridades británicas también le acusan de violar las condiciones de su libertad condicional, lo que ha prolongado su estancia en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Assange está recluido en la sede diplomática desde 2012, cuando Rafael Correa gobernaba Ecuador, porque alega que, de ser detenido, será extraditado a Estados Unidos, que lo persigue por publicar de miles de documentos clasificados sobre las guerras en Irak y Afganistán que fueron filtrados a Wikileaks.

La canciller Espinosa confirmó que Assange, que nació en Australia, solicitó la nacionalidad el 16 de septiembre y se le concedió el 12 de diciembre. Ahora goza de los mismos derechos que cualquier ciudadano ecuatoriano en el exterior. Espinosa ha subrayado que su nuevo estatus fortalece la protección que le da el país.

Sin embargo, la jefa de la diplomacia ecuatoriana admitió que la concesión de la nacionalidad no soluciona automáticamente la situación de Assange y ha insistido en la necesidad de entablar un diálogo con Reino Unido y, en su caso, buscar una mediación internacional.

La permanencia de Assange en la misión ecuatoriana se ha “complicado” en los últimos tiempos, reconoció la canciller Espinosa, debido a sus pronunciamientos políticos, como cuando apoyó fervientemente la independencia de Cataluña y criticó al gobierno español, lo que tensó las relaciones entre Quito y Madrid e hizo que el gobierno ecuatoriano le pidiera guardar silencio.