El Gobierno “interviene” OCA, “el plan oficial para sanear la empresa”

ArteargentinA: Además, le otorgó otro mes de plazo para que normalice su situación. OCA debe usar todos sus ingresos para pagar sus pasivos si pretende que el Enacom le extienda un nuevo certificado como operador del mercado postal argentino.

ArteargentinA: A pesar de no haber cumplido en el marco de los varios plazos y del ultimátum impuesto por el Gobierno para que termine de presentar todos los documentos que le permitan seguir operando como empresa postal, OCA tiene una nueva oportunidad para sobrevivir.

La empresa logró que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), le permita continuar con sus actividades como la mayor operadora postal de la Argentina y así preservar las fuentes laborales de sus 7000 trabajadores.

Durante una reunión del directorio del ente que preside Miguel De Godoy y que está a cargo de regular el mercado postal y el de las telecomunicaciones se decidió establecer un nuevo plazo de 30 días para permitirle a OCA acercar todos los documentos que avalen su predisposición a saldar una millonaria deuda que tiene con la AFIP y con otros organismos.

Lo hizo mediante una resolución de siete artículos con los cuales le otorga el nuevo plazo para que acredite la cancelación de todas las deudas fiscales, previsionales y sociales que todavía mantiene. 

De no hacerlo, de manera automática se cancelará el acuerdo y no se le otorgará la nueva licencia para que OCA se mantenga operando en el mercado. De manera adicional, el organismo designará cuatro “interventores” en la compañía con el objetivo de vigilar que los ejecutivos de la empresa destinen los fondos que se generen al pago de ese pasivo.

Como la figura del interventor o veedor solo está reservada para la justicia, en realidad se trata de “personas idóneas” que el Enacom elegirá en los próximos días y que desembarcarán en OCA para controlar todas sus operaciones y documentación. 

Además, durante el mismo lapso tendrá que seguir pagando sus deudas corrientes. Y si, con los fondos generados del levantamiento de los embargos no alcanza a cubrir las deudas post concursales, OCA se verá obligada a disponer de dinero adicional para hacer frente a esas obligaciones. 

De esta forma, la operadora, que en los papeles pertenece al empresario Patricio Farcuh, tendrá más tiempo para normalizar casi un centenar de juicios que enfrenta en diferentes juzgados y que hasta ahora le han impedido gestionar un nuevo certificado de operador postal que le debe otorgar el Enacom. OCA se encuentra en concurso preventivo de acreedores, abierto por un juzgado de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora.

Su pasivo con la AFIP llega a los $3.200 millones, de los cuales $2.300 millones ya forman parte del proceso concursal. Los otros $900 millones son los que la empresa debe cancelar por haber sido generados luego de haber entrado en concurso preventivo.

En el caso de los veedores, su tarea será la de verificar que OCA cumpla con la cancelación de ese pasivo a medida que se le vayan liberando fondos que hoy tiene embargados por las diferentes causas judiciales que atraviesa.

El Enacom también obligó a los ejecutivos de la operadora postal a reconocer el nuevo plazo y las condiciones impuestas para, de esa forma, evitar futuras demandas judiciales en contra de la decisión.