Radio El Mundo AM 1070 en Brasil: “O Globo y Veja van a tener orgasmos múltiples con mi foto preso”, afirmó Luiz Inácio Lula da Silva

ArteargentinA: El ex presidente dijo que se entregará y promete ley de medios. Hubo agresiones a periodistas.

 ArteargentinA: El ex presidente brasileño Lula da Silva anunció este sábado que aceptará el pedido de prisión, en su primer discurso tras la orden de arresto por parte del juez Sérgio Moro, a quien acusó de mentiroso.

“Moro mintió”, afirmó Lula al final de una misa frente al Sindicato de Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo, en el cinturón industrial de Sao Paulo, donde permanece atrincherado desde hace cuarenta y ocho horas.

Lula advirtió que no perdonará a Moro por haber acuñado ante la sociedad, en connivencia con los grandes medios de comunicación, la idea de que es un ladrón. “O Globo y Veja van a tener orgasmos múltiples con mi foto preso”, dijo el ex presidente en referencia a dos de los medios más importantes de Brasil, que mantienen una cobertura muy crítica sobre su caso.

El líder del PT habló ante una multitud que se reunió esta sábado bajo las consignas #LulaLivre y #ocupasaobernardo y prometió que su partido presentará una ley para cambiar el sistema de medios “para que dejen de manipular a la gente mintiendo todo el tiempo”, en una nítida similitud con la ley que se sancionó en Argentina durante el mandato de Cristina Kirchner.

En paralelo, los periodistas que cubren desde este viernes el atrincheramiento de Lula en el sindicato, sufrieron agresiones por parte de grupos de militantes, según consignó Estadao.

La radicalización de Lula contra los medios si bien previsible no deja de impactar. Durante sus dos mandatos nunca esbozó políticas como las que aplicó el kirchnerismo, pese a que en efecto sufrió durísimas investigaciones de Veja, sobre todo. Pero la confrontación se fue agudizando durante el mandato de Dila y hasta surgieron medios declaradamente anti PT como el famoso portal O Antagonista del periodista Diogo Mainardi, que este viernes -con cierto humor- comparaban la negociación que un Lula atrincherado conducía con la Policía Federal para acordar los términos y el momento de su detención,  con la acción de un secuestrador.

“Yo no estoy escondido, voy a ir a ellos para que sepan que no tengo miedo”, afirmó Lula, sobre la decisión de entregarse. “Los poderosos pueden matar una rosa, pero jamás podrán detener la llegada de la primavera”, agregó en un extenso y dramático discurso que lo dejó sin voz.  

A Lula lo acompañaron varias personalidades, entre ellas la destituida ex presidenta Dilma Rousseff, su heredera política. La misa fue una suerte de fiesta, en la que hubo música en vivo, con la típica samba brasileña como estandarte, combinada con acto político y despedida al líder. Tras el discurso fue retirado en andas por la multitud, que este sábado fue varias veces la que se había congregado ayer. Una multitud que más tarde bloqueó las puertas del sindicato para impedirle que cumpliera su palabra de entregarse a las autoridades.

De hecho, una de las razones en demorar su entrega, comentaban fuentes al tanto de los sucesos, fue preparar una verdadera movilización ante la escasa concurrencia del viernes.

Con la caída de Dilma no terminó el golpe, fue apenas el primer acto, para completar el golpe era necesario impedir que Lula se candidato, afirmó desde el palco montando frente al sindicato.

“Hace mucho tiempo soñé que era posible un metalúrgico sin diploma en la universidad cuidara más de la educación que los diplomados y concursados ​​que gobernaron ese país”, dijo. “Si fue ese el crimen que cometí, yo seguiré siendo criminal”, añadió.

“Voy a llegar con la cabeza erguida y voy a salir de pecho inflado”, dijo el ex presidente al finalizar su discurso ante miles de militantes. Fue el tono de un discurso en el que una y otra vez proclamó su inocencia y adjudicó su situación legal a la consumación de una maniobra política del establishment económico para cortar el proceso que inició su presidencia.

“Con la caída de Dilma no terminó el golpe, fue apenas el primer acto, el golpe se termina impidiendo que Lula sea candidato”, afirmó ante la atenta mirada de Rouseff.

Entre las enormes incógnitas que abre la situación una no menor es si aún preso podrá mantener su candidatura para las presidenciables de octubre y si en definitiva su detención no lo termina favoreciendo en términos políticos. Hasta ahora Lula se mantenía puntero con una intención de voto que ronda los 40 puntos muy por arriba de sus rivales, aunque en Brasil hay ballotage y en una sociedad que está muy polarizada en torno a su figura esto abre una incógnita si eventualmente podría superarlo.

Pero lo que quedó claro este sábado es que Lula buscó y logró transformar su detención en otro hito de su carrera política de “lucha” y de hecho, luego del acto difundió un corto ya preparado en la que emparenta este presente con la prisión que sufrió durante la dictadura.