Caso Débora Pérez Volpin: “piden el procesamiento del endoscopista y la anestesista”

ArteargentinA: La querella sostuvo que se trató de una “muerte violenta” y que ninguno de los profesionales supo reaccionar ante la emergencia.

ArteargentinA: Los abogados de la familia de Débora Pérez Volpin pidieron el procesamiento del endoscopista Diego Ariel Bialolenker y la anestesista Nélida Inés Puente, después de que ambos profesionales declararon frente al juez que investiga la muerte de la periodista. Para la querella, los médicos no supieron actuar frente a la emergencia y ninguno de los dos pudo explicar qué fue lo que sucedió durante el estudio que se hizo el 6 de febrero en la Trinidad de Palermo.

El escrito fue presentado por los letrados Diego Pirota y Deborah Lichtmann ante el magistrado Carlos Bruniard, en el Juzgado Criminal y Correccional N°57. En su defensa, resaltaron que ambos profesionales “actuaron con total negligencia e impericia”, ya que “en vez de curar, provocaron aquel riesgos que ambos conocían”.

En la misma línea, los abogados de la familia de Pérez Volpin cuestionaron el resultado de las indagatorias ya que tanto Bialolenker como Puente se culparon uno a otra sobre el desencadenante de la muerte. Tampoco supieron qué contestar ante las preguntas concretas en relación con las fallas en la reanimación.

“La anestesista dice lo contrario a lo que dice el endoscopista y le atribuye la perforación a él y para justificar por qué no hizo el procedimiento que tenía que hacer dijo que le dio alergia a Débora. Desde lo médico es un disparatey en toda su declaración se la pasó justificando el por qué no hizo lo que tenía que hacer”, subrayó Pirota en diálogo con TN.

“El pedido de procesamiento”

Ambos son acusados de homicidio culposo en grado de coautor. La pena para este tipo de delitos es hasta cinco años de prisión y 10 años de inhabilitación. El pedido de procesamiento no contempla la prisión preventiva, ya que ambos no tienen antecedentes y la condena podría ser excarcelable.

Los abogados enfatizaron que la muerte de Pérez Volpin fue “violenta” y que no se hubiese provocado si no hubiese un caso de mala praxis. La familia de la legisladora está evaluando una demanda contra el Sanatorio de la Trinidad y también contra los profesionales que tuvieron participación directa e indirecta con el procedimiento.