Drama en Tandil: “se pegó un tiró, la bala lo atravesó y mató a su papá”

ArteargentinA: El joven era policía local y estaba atravesando una crisis personal. Su papá fue hasta su casa para evitar que se quite la vida pero la bala los mató a los dos.

ArteargentinA: Lucas Pérez Cordero tenía 22 años. Era agente de la Policía Local de Tandil y en el último tiempo estaba atravesando una crisis personal.

Papá de un bebé de menos de un año, la relación con su pareja no estaba del todo bien. Vivían juntos en una casa del barrio Villa Gaucho y tras una fuerte discusión él le dijo a través de WhatsApp que se iba a matar.

Fue entonces que la mujer le reenvió el mensaje a la hermana de Lucas y ella se lo compartió a su papá, Daniel Pérez, jefe de redacción del diario La Voz de Tandil quien automáticamente fue a la casa de su hijo para impedir la decisión del joven.

Daniel llegó lo más rápido que pudo. Tocó la puerta una, dos, tres veces pero nadie atendió. Con un fuerte empujón la derribó y se fue hasta el cuarto de Lucas donde estaba el joven encerrado con el arma apuntando a su sien.

Cuando los investigadores llegaron al lugar encontraron a los dos cuerpos tendidos en la habitación. Lucas estaba sobre la cama recostado sobre su izquierda con el arma al lado de su mano, mientras que el cuerpo de Daniel estaba en el piso, boca abajo. En la escena, encontraron sólo una vaina servida.