Desde la cárcel, Luiz Inácio Lula da Silva oficializó su candidatura a presidente de Brasil

ArteargentinA: El PT formalizó la candidatura para el 7 de octubre, pero podría ser rechazada por la Justicia.

ArteargentinA: El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil anunció este sábado la candidatura presidencial del ex primer mandatario Lula da Silva, que sigue preso por la causa del Lava Jato.

“Lula tu eres y serás nuestro eterno presidente, no existe plan B, no existe plan C, nuestro plan es L, es Lula”, dijo el presentador al iniciar la convención del PT en la Casa de Portugal, en San Pablo, aunque probablemente su postulación para los comicios del 7 de octubre será rechazada por el Tribunal Superior Electoral, que podría expedirse a mediados de este mes.

“Lula libre, Lula presidente”, agregó el conductor del acto en el que fue anunciada la presencia de la titular del PT, Gleisi Hoffmann, y Fernando Haddad, ex intendente de San Pablo, coordinador del programa de gobierno y mencionado como un eventual candidato de remplazo si la justicia no deja competir al veterano dirigente de 72 años.

Lula está preso en Curitiba, donde cumple una condena de doce años acusado de haber recibido un triplex en el balneario exclusivo de Guarujá, en la costa paulista, por parte de la constructora OAS, implicada en el Lava Jato.

Pese a esta preso desde abril, Lula permanece al frente de las encuestas para las presidenciales de octubre con alrededor de un 30% de los votos. Lo sigue el populista de derecha Jair Bolsorano, un excéntrico ex militar, xenófobo y reivindicador del la dictadura, que tampoco es del agrado del establishment.

“La justicia no hace otra cosa que no sea perseguirlo, intentar inhabilitarlo, apartarlo de la discusión política, pero no hay política en Brasil sin hablar de Lula”, señaló la presidenta del PT, Gleissi Hoffmann, durante la convención, en la que cientos de personas usaron máscaras del ex líder sindical.

El PT tampoco develó quién será el vicepresidente de la fórmula, pero se han intensificado las negociaciones con el Partido Comunista do Brasil (PC do B) para que su candidata, Manuela D’Avila, abandone su propia candidatura presidencial y acepte acompañar al veterano dirigente.

Desde su celda en la ciudad de Curitiba, donde recibe visitas y manda cartas diariamente para evitar el aislamiento, Lula ha reafirmado su deseo de volver al ruedo político y no despedirse de la historia por la puerta trasera.

“El emperador Pedro I creó el día de ?Yo me quedo’. Yo voy a crear el día de ?Yo vuelvo’, para que junto al pueblo podamos ser felices otra vez”, señaló en una carta que envió en julio a sus partidarios y en la que se comparó al primer emperador de Brasil, que declaró la independencia al negarse a regresar a Portugal y avisar que se quedaba en el país.

Si se obvia a Lula, las encuestas indican un liderazgo de Bolsonaro (17%), seguido por la ecologista Marina Silva (13 %), el laborista Ciro Gomes (8 %) y el socialdemócrata y antiguo gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, con un 6 %.

Ciro es visto como un candidato serio de reemplazo de Lula en la centroizquierda, pero el ex presdiente ha bloqueado esa opción.

Alckmin por su parte, que hoy también oficializó su candidatura, es el actual gobernador de San Pablo y el candidato del establishment que sostiene al gobierno de Michel Temer.