Eduardo Duhalde celebró el fallo a favor de Menem: “Siempre creí que no era responsable”

ArteargentinA: Dijo que se sintió sorprendido por la absolución del expresidente por la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia.

ArteargentinA: La Sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal tomó una decisión que puede generar un precedente para los casos de corrupción que se dilaten en el tiempo: absolvió a Carlos Menem de la condena a siete años de prisión por la venta ilegal de armas a Ecuador y a Croacia. Los jueces consideraron que no se cumplió un “plazo razonable” para que quede firme la condena. Eduardo Duhalde, exvicepresidente en el primer mandato del riojano, defendió el fallo y dijo que “lo sorprendió”.
“Me sorprende positivamente. Nunca creí en la responsabilidad penal de Menem en ese aspecto (por la venta de armas a Ecuador y Croacia) ni en Rio Tercero (por la explosión de Fabricaciones Militares)”, aseguró Duhalde, durante un encuentro político del espacio Peronismo Alternativo, encabezado por Miguel Ángel Pichetto.
El expresidente, además, remarcó que “la Justicia funciona mal” y que el fallo anterior en la causa de Menem “dejaba precedentes malos”. Frente a la forma de manejarse del Poder Judicial, Duhalde dijo que no estuvo de acuerdo con la remoción del exjefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, cuando ocurrió la tragedia de Cromañón.
También opinó sobre cómo la Justicia actuó el juicio por la tragedia de Once. “Si es corrupción, que lo condenen al exministro (de Planificación, Julio De Vido) por corrupción, pero no por estrago doloso. Eso deja un antecedente muy feo para el futuro”, cerró.
“De qué se trató la causa”
El caso de Menem se retrotrae a la mitad de la década del ’90. Cuando la Justicia investigó la venta de material bélico a Croacia -durante la guerra con la ex Yugoslavia- cuando había un embargo internacional de armas; y a Ecuador, quien estaba enfrentándose a Perú por un conflicto limítrofe. En ese entonces, la Argentina era garante de paz a través del Protocolo de Río de Janeiro.
La venta ilegal de 6.500 toneladas de armas y municiones a estos países también incluyó la destrucción de la fábrica militar de Río Tercero, en Córdoba, con la presunta intención de borrar evidencias clave para la causa.
El exmandatario fue condenado en junio de 2013 por el Tribunal Oral en lo Penal Económico N°3, por ser coautor del delito de contrabando agravado. Cuatro años después la Sala I de Casación, integrada por Juan Carlos Gemignani, Ana María Figueroa y Angela Ledesma, confirmó la pena al exmandatario y el resto de los condenados.
A raíz de este último fallo, la defensa de Menem presentó un recurso ante la Corte Suprema porque consideraron que no se había cumplido con el “doble conforme” que exige la Convención Americana de Derechos Humanos, conocida como el Pacto de San José de Costa Rica. Esta es una garantía que tiene el imputado para que una eventual sentencia sea revisada.
Como el exmandatario es funcionario desde 1995 hasta hoy no se pudo aplicar la prescripción de la causa por el vencimiento del derecho del Estado a perseguirlo judicialmente.