Investigan la muerte de modelo que declaró contra el magnate Silvio Berlusconi

ArteargentinA: Imane Fadil fue una testigo clave en el juicio por corrupción de menores contra el ex premier italiano. Según la autopsia que le realizaron, la mujer de 34 años falleció envenenada.

ArteargentinA: Imane Fadil, una modelo marroquí que fue testigo clave en las famosas fiestas “bunga-bunga” del ex premier italiano Silvio Berlusconi murió envenenada por una mezcla de sustancias radioactivas.
La mujer, de 34 años, había confiado a su abogado el temor a ser envenenada por lo que la fiscalía de Milán abrió una investigación por presunto homicidio voluntario y dispuso la realización de una autopsia que determinó las causas de su fallecimiento.
Fadil había sido internada el 29 de enero tras descomponerse en lo de un amigo y finalmente falleció el pasado 1 de marzo en un hospital de Milán. Según los análisis, consumió un cocktail de elementos radiactivos que determinaron el progresivo deterioro de sus órganos.
En 2011, la modelo fue una de las testigos clave en el proceso que se le realizó a Berlusconi por prostitución de menores, en el caso “Ruby Robacorazones”, como llamaban a la marroquí, Karima El Mahroug, quien participó de diversas fiestas del ex premier.
El Cavaliere trató de hacer pasar a El Mahroug como hija del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak. Berlusconi siempre consideró “cenas elegantes” sus controvertidas y lujoriosas fiestas.
“Todo esto empezó cuando tenía 25 años y hoy tengo 34. Siempre dije la verdad y rechacé varios intentos de corrupción de parte del señor Berlusconi y de su entorno, pero ahora estoy escribiendo un libro y verán”, dijo Imane en un último video que dio a conocer La Repubblica.
En una entrevistas al diario Il Fatto Quotidiano, en abril del año pasado, Imane dijo que estaba convencida de que en la mansión de Berlusconi se había establecido una secta satánica compuesta por mujeres. “En esas fiestas estaba el mal, yo lo he visto, he visto a Lucifer”, dijo.
Aunque resultó absuelto en ese juicio el caso dio lugar a otros procesos -aún en curso- por presunta corrupción de testigos para que dieran testimonios en favor de Berlusconi.
Por su parte, Berlusconi, de 82 años, dijo: “Siempre es lamentable la muerte de alguien joven -aseguró-, pero nunca conocí a esta persona, ni le hablé”.
 
Comments: 0