Día de la lucha contra el tabaco, «revelan que 44.000 personas mueren cada año en la Argentina por el cigarrillo»

ArteargentinA: La tasa de fumadores adultos en nuestro país es una de las más altas de la región. El costo sanitario del Estado es de 33 mil millones de pesos anuales.

ArteargentinA: En vísperas del Día Mundial sin Tabaco, la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo determinó que cada año mueren 44.000 personas en la Argentina por causas vinculadas al consumo. Además, indicó que la tasa de fumadores adultos es del 22,2%, una de las más altas de la región.
Más allá de los efectos nocivos que el tabaco genera en aquellos que lo consumen -entre ellos distintos tipos de cáncer, trastornos en la respiración y en el sistema circulatorio-, la encuesta demostró que todavía hay un 21,8% de adultos que son fumadores pasivos en los lugares de trabajo, y un 21,5% en bares y restaurantes. 
Por otra parte, la edad en la que los más jóvenes se inician en el consumo de tabaco promedia los 12 años. Entre los adolescentes, uno de cada cinco chicos entre los 13 y los 15 fuma, y las mujeres lo hacen un 33% más que los varones.
Según los datos obtenidos, la situación en la Argentina evoluciona en sintonía con la tendencia mundial, en la que el consumo se desplaza de hombres a mujeres y de niveles socio económicos altos a bajos. De esta forma, se observa un crecimiento sostenido de la mortalidad femenina por cáncer de pulmón y un aumento del 25% en fumadores adolescentes de bajos recursos.
Ignacio Drake, coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco, dijo en diálogo con Télam: «En este sentido es que veíamos la importancia de que la regulación impositiva apuntara a reducir la brecha de precios entre las distintas marcas, por eso en 2017 se propuso en un impuesto mínimo». De esta forma, explicó, se evita que el consumidor se incline por productos más baratos en lugar de dejar de fumar.
Mientras tanto, Marita Pizarro, co-directora ejecutiva de FIC Argentina señaló que «lo que se gasta en atender las enfermedades ocasionadas por el consumo de tabaco por parte del Estado siempre es superior a lo que recauda por impuestos; en Argentina el costo sanitario es de 33 mil millones de pesos anuales y la recaudación está por debajo».