El peronismo eligió la fórmula Kicillof-Magario para la provincia

ArteargentinA: Insaurralde tuiteó la foto de la fórmula junto a Cristina y Alberto Fernández.

ArteargentinA: Axel Kicillof será el candidato a gobernador bonaerense de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, lo acompañará en la fórmula.
La confirmación estuvo a cargo del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien confirmó la fórmula por Twitter, por la vía de felicitarlos. La decisión confirma además otra primicia: La demora de Sergio Massa en aceptar la candidatura a gobernador que le ofreció Alberto Fernández agotó la paciencia del kirchnerismo que decidió avanzar con el ex ministro de Economía. «Axel mide más que Sergio» se envalentonaban en el Instituto Patria.
Resuelta la fórmula, ahora en el kirchnerismo le ofrecen a Massa que encabece la lista de diputados nacionales, pero el tigrense se mostró este martes en Córdoba junto a sus socios de Argentina Federal, que anunciaron que tendrán primarias y el que gane será candidato a presidente. Si esto se confirma, la lista de diputados nacionales del peronismo bonaerense la encabezará Máximo Kirchner.
Cristina y Alberto Fernández se reunieron este lunes por una hora en el Instituto Patria con Insaurralde, que hasta ayer era el candidato de los intendentes peronistas para encabezar la fórmula bonaerense. La decisión de dejarle que sea él quien anuncie la fórmula, fue acaso una manera de explicitar el acuerdo alcanzado, que vuelve innecesarias las primarias. En el peronismo bonaerense siguen considerando que fue un error utilizar ese procedimiento en el 2015, que en gran medida contribuyó al triunfo de Macri.
Insaurralde llegó una hora antes al búnker kirchnerista acompañado por el diputado Federico Otermín, y en la previa al encuentro con Cristina y Alberto se juntó con Máximo para cerrar la letra chica del acuerdo. Acordaron que intentarán evitar internas en la mayoría de los distritos y a los intendentes se les «respetarán» los territorios.
Hasta el anuncio de Insaurralde, el jefe político del peronismo de La Matanza, Fernando Espinoza, pujaba para que sea Magario quien encabece la boleta. Como anticipó este medio, Espinoza ya había resignado sus propias aspiraciones, pero amenazaba con una primaria sino consideraban a su sucesora como candidata. Todo indica que con esta fórmula, ese diferendo quedó saldado.
Finalmente, Cristina hizo lo previsible. Luego de entregar la candidatura presidencia a Alberto Fernández, reservó para el espacio político del kirchnerismo duro la provincia de Buenos Aires, balanceando la fórmula con una representante de los intendentes.