La bella Sol Pérez relató que está siendo acosada por un hombre: “Tengo miedo”

ArteargentinA: La mediática contó la difícil situación que está atravesando, por lo que está a punto de adquirir un botón antipánico para sentirse protegida.

ArteargentinA: Sol Pérez contó, entre lágrimas, que un hombre la acosa y se le aparece de sorpresa en diferentes lugares. “Estoy viviendo una situación extraña. Tengo una persona que me persigue a todos lados”, relató la mediática. 
En  (América, lunes a viernes a las 10:30), Sol contó que aún no denunció a esta persona, pero que está a punto de adquirir el “botón antipánico” para su protección. “La verdad es que tengo miedo”, aseguró, con la voz entrecortada por la impotencia que le genera.
La recomendación de Mariano Iúdica, conductor del ciclo, fue que lo denuncie, pero ella explicó: “Pasa que no sé por qué denunciarlo. ¿Cómo lo denuncio? Pero es muy grave”.
Luego, detalló: “Empezó a aparecer en el verano, en Mar del Plata. Venía a la salida del teatro. Debe tener 30 y pico de años. Después me envió flores, me firmaba sin poner el nombre, algo que ya me parecía raro”. 
“Acá (por Buenos Aires) me siguió al lugar donde fui a comer con mis amigos. Se sentó en la barra, mientras yo comía, y en un momento se acercó a la mesa y preguntó si se podía sentar. Yo le dije que no. Después se volvió a acercar y dijo ‘quiero decirte algo, que mires la luna porque está re linda’. Algo así”, relató Sol sobre la primera vez que se alertó por esta situación.
“Después empezó a venir a la radio. También cuando salí de , que fui de invitada. Una productora lo tuvo que echar”, siguió. “Por ahora no se apareció en mi casa. Ese es mi miedo mayor”.
Luego, la mediática contó la situación más dificil que le tocó atravesar con este hombre. “Se me acercó en la calle y me dijo ‘¿qué te pasa?’ Yo estaba hablando por teléfono. Crucé la calle y él se siguió poniendo enfrente. Me agarró del brazo. (Diego) Moranzoni, que justo pasaba con el auto, se bajó y le empezó a gritar para que se vaya”, contó, agradeciendo la actitud de su compañero en radio.
“La verdad que me da miedo. Tengo que llamar a mi mamá cuando estoy por llegar a mi casa para que me abra rápido el portón. Es difícil vivir así. Nunca me había pasado algo así. Estoy perseguida”, cerró.

Comments: 0