El Campo en ArteargentinA: Anticipan un “boom” de exportaciones de carne a precios récord

El Campo en ArteargentinA: La Guerra Comercial, la fiebre porcina en China y una enfermedad en Brasil abrieron un nuevo escenario mundial para los frigoríficos exportadores.

 
EL Campo en ArteargentinA: En los últimos cuatro años las exportaciones de carne vacuna a China aumentaron de manera significativa: en 2014 se enviaron a dicho país apenas 18 mil toneladas, al tiempo que en 2018 se alcanzaron las 180 mil toneladas (casi un 50% del total).
Durante el presente año, en tanto, la tendencia creciente es aún más pronunciada. En los primeros dos meses de 2019 las exportaciones de carne a China aumentaron un 45% y ya representan dos tercios del total de los envíos que realiza nuestro país.
En este contexto, en las últimas semanas se registraron una serie de eventos a nivel mundial que no hacen más que anticipar lo que, inevitablemente, se vendrá en el mercado cárnico internacional, según los especialistas ganaderos.
El hecho más reciente tiene que ver con la decisión que tomó el gobierno brasileño de interrumpir de manera preventiva las exportaciones de carne vacuna destinadas a China luego de detectar una vaca portadora de una enfermedad altamente peligrosa.
Esto se suma a la expansión de la fiebre porcina africana (que derivó en la matanza de miles de animales) y al recrudecimiento de la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China que ya generó subas en los precios de exportación de la carne vacuna.
Los analistas consultados por LPO prevén que este año la Argentina exporte alrededor de 500 mil toneladas de carne vacuna y se generen divisas por más de u$s 3 mil millones (si se afirma la tendencia alcista en los precios internacionales).
En el periodo enero-marzo las exportaciones de cortes bovinos generaron divisas por u$s 504 millones, una cifra equivalente al 3,5% del total de las ventas externas argentinas registradas en igual período, según el sitio valorsoja.com.
Este lunes el Gobierno nacional informó que entró en vigencia el nuevo certificado de carne vacuna a China. Se trata, en definitiva, de una medida que busca habilitar las exportaciones de carne enfriada y con hueso para aumentar los envíos.
“De nuevo la carne, nuestro producto emblema, nos aporta buenas señales para nuestra economía al incrementar las posibilidades de exportación al principal mercado del mundo”, comentó el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.
“La Argentina es un proveedor confiable y la carne representa una oportunidad grande para el crecimiento de la agroindustria. Este es un paso muy importante que profundiza el vínculo con China”, destacó el funcionario macrista.
Cabe mencionar que este año las autoridades chinas habilitaron como proveedores a 13 nuevos frigoríficos cárnicos argentinos, mientras que en el segundo tramo de 2018 se habían dado de alta otras 24 plantas faenadoras de hacienda.
Tal como anticipó este medio, en la Casa Rosada ven como una buena oportunidad la posibilidad de incrementar las exportaciones de carne vacuna a China para disminuir el déficit comercial que superó los u$s 1.300 millones en el primer trimestre del año.
“Llevamos a cabo una política público-privada muy agresiva de posicionamiento de la carne argentina en el mundo que está dando buenos resultados”, señaló Ulises “Chito” Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA).
Otro país que está aprovechando el nuevo escenario mundial que presenta el mercado cárnico es Uruguay. El precio de exportación en la tercera semana de mayo fue de u$s 4536 por tonelada, una cifra 36% mayor a la registrada a comienzos del mismo mes.
Como sea, fuentes oficiales descartan que el posible “boom” de exportaciones de carne a precios récord que se sentirá en las próximas semanas se traslade a los valores del mercado interno dado que China importa cortes que no se consumen en nuestro país.
En lo que sí muchos tienen dudas -en función de los antecedentes- es respecto al tiempo que demorarán los frigoríficos exportadores en trasladar las mayores ganancias generadas por el aumento de la demanda china a los productores ganaderos.