La Justicia absolvió a Milani y ordenó su libertad

ArteargentinA: El ex jefe del Ejército había sido juzgado por delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

ArteargentinA: La Justicia absolvió al ex militar César Milani y ordenó su inmediata libertad la no encontrarlo culpable por los delitos de lesa humanidad.

Así lo resolvió el Tribunal Oral de La Rioja, integrado por los jueces Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl, en la causa que investigó los secuestros y torturas sufridos por Pedro y Ramón Olivera en marzo de 1977, cuando el militar se desempeñaba como subteniente del Batallón 141 de La Rioja.  La fiscalía había pedido 18 años de prisión.

Por mayoría, con la firma de los jueces Falcucci y Díaz Gavier, el ex jefe del Ejército durante la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner fue absuelto de los cargos de “privación ilegítima de la libertad agravada en carácter de autor y allanamiento ilegal” correspondientes al caso de Pedro Olivera.

En cambio, el tribunal decidió “por unanimidad” absolverlo también del delito de “imposición de tormentos agravados como partícipe necesario” con respecto a los dos hechos (es decir, a Pedro y Ramón Olivera) y de presunta “asociación ilícita en calidad de miembro”, en lo que respecta al segundo caso.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer en una próxima audiencia que se llevará a cabo el 9 de septiembre, informaron los miembros del tribunal. Milani se presentó a la audiencia con uniforme militar y, en su alegato final, denunció que el proceso judicial fue “producto de una campaña política, mediática y judicial inédita contra un jefe del Ejército” y reafirmó su “absoluta inocencia” frente a los delitos que le imputaron.

“A pesar de todas las difamaciones, calumnias, injurias, de la injusta detención y proceso, el ataque sistemático de los poderes fácticos, estoy de pie, no me van a quebrar”, sostuvo el ex jefe del Ejército ante los jueces. Y agregó: “Con mi injusta y arbitraria detención y las falsas acusaciones que vengo sufriendo hace seis años, más que hacerme un daño a mí, se le ha infligido un castigo al Ejército argentino, privándolo de la posibilidad de una reconciliación definitiva con el pueblo del que se nutre”.

 
Comments: 0